No recomendado para menores de 7 años Los príncipes Guillermo y Enrique se reencuentran durante el funeral de Felipe de Edimburgo