Para todos los públicos El coronavirus condiciona un agosto muy diferente