Las mujeres han tenido más trabajo y los hombres más ocio durante el confinamiento