Para todos los públicos Los restaurantes se aferran al reparto a domicilio para frenar las pérdidas por el coronavirus