No recomendado para menores de 7 años Dos jóvenes gijoneses exportan sus películas de animación a todo el mundo