La prensa canaria retira a partir del 1 de mayo los anuncios sobre prostitución por atentar contra la dignidad de la mujer.