No recomendado para menores de 7 años Las imágenes de Semana Santa están hechas provocar emociones