Para todos los públicos  El trabajo de los restauradores de Prado ha permitido descubrir un San Juan Bautista de Tiziano