El corresponsal de RNE en latinoamérica trata de entrar en Haití desde Santo Domingo aunque las comunicaciones están cortadas.