Esto me suena a pueblo - Cuentos de viejas - El pedo del lobo